Colaboración, risas y buenos propósitos en nuestro evento de julio con networks internacionales

Casi un año y medio ya desde que pusimos nuestras vidas medio en pausa, dejando de ver a familiares, amigos y compañeros de trabajo para mantener la distancia y relacionarnos online, triplicando horas de trabajo, haciendo equilibrios entre vida privada y laboral y manejando estrés, frustración y agotamiento de la mejor manera que podemos. Durante todo este tiempo, la importancia de las redes de apoyo personal y profesional ha sido indiscutible, y éstas han sido esenciales para mucha gente para sobrellevar la presión, la incertidumbre y la distancia de los seres queridos.


El jueves 15 de julio nos sentamos delante del ordenador una vez más y compartimos una charla relajada, divertida y en tono positivo con Dolores Cortés, Angelis Iglesias y Laura Espriu, tres fantásticas líderes de networks Lean In internacionales, en la que hablamos de las iniciativas de sus comunidades Lean In en Argentina, Austin y Seattle, y cómo éstas habían servido de apoyo a sus miembros durante los últimos meses.


Durante la sesión compartimos experiencias, anécdotas en clave de humor sobre los productos agotados en los supermercados al inicio de la pandemia y otras historias curiosas y de éxito. Quemamos todo lo malo en un Menti para empezar la sesión de buen rollo y acabamos con una acción para asegurarnos de que no nos olvidaremos de reír.

Los círculos Lean In se mantuvieron activos, con reuniones regulares para mantener a la comunidad conectada y servir de red de apoyo. Como todo el mundo, trasladaron sus sesiones a zoom y otras plataformas online, algo de lo que todas estamos agotadas, pero que hemos de reconocer que nos ha permitido llegar mucho más lejos, como este evento con estas tres líderes al otro lado del océano. Las tres líderes comentaron que aunque fueron momentos difíciles para todas, mantuvieron sus redes activas, compartiendo buenas historias y motivación entre ellas para mantener el ánimo.


Dolores Cortés, de Lean In Argentina, nos contó cómo optaron por “reír por no llorar” y compartir historias cotidianas graciosas para acompañarse, al mismo tiempo que reforzaban los vínculos entre los círculos y creaban nuevos. Una bonita historia de éxito y del inmenso valor de Lean In fue el círculo solidario de ayuda entre ellas, y el círculo coaching se abrió para ayudar a los miembros. Otro buen ejemplo de compromiso social fue el de emprendedoras sociales, que diseñaron carteles para los edificios para animar a los vecinos a colaborar, a ayudar a los mayores, llevarles compra, etc.


Angelis Iglesias, de Lean In Austin, nos contó que durante la época de transición al mundo online tuvieron tres focos principales:


  • Apoyo a la comunidad, recordándoles quién son, su valía, y sus logros

  • Promoción del respeto para no juzgar a los demás por sus acciones, ya que hay muchos modos de hacer frente a las dificultades

  • Flexibilidad y agilidad para ajustarnos a las circunstancias, la importancia de la no juzgarnos tanto y aprender cómo afrontar sus situaciones


Un aspecto positivo destacado por Angelis fue que durante la época inicial de confinamiento, hubo gente que se animó a participar en eventos online que de otra manera no hubiesen acudido a un evento en persona por sentirse cohibidos.


Desde Lean In Latinas Seattle, Laura Espriu nos contó como para ella un buen aprendizaje fue desprenderse de algunas cargas, ya que llevamos demasiadas encima y estábamos cansadas y nuestra energía agotada. Nos contó que un cambio que ella ha debatido en las sesiones Lean In y que ha implementado es pensar en grande y actuar en pequeño. No se trata de abandonar sueños y ambiciones, sino de actuar de modo consistente y poco a poco, priorizando.


Nos comentó que organizó varias sesiones de “I am remarkable”, iniciativa de Google que Lean In promociona para animar a mujeres y grupos infrarrepresentados a compartir sus logros y su valía.


Acabamos con una de las claves de la sesión en la que todas las participantes estuvieron de acuerdo: el apoyo dado y recibido a través de los círculos de Lean In. Sabemos que no somos el único grupo de apoyo y que hubo muchos otros, pero estamos muy orgullosas de haber estado ahí las unas para las otras, acompañándonos, compartiendo buenos y malos momentos, y apoyándonos en lo personal y lo profesional.





23 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo