• Lean In Barcelona

Lean In en clave local. ¿Es cierto lo que dice Sheryl?


Las carreras profesionales ocupan buena parte de nuestra trayectoria vital y tienen un gran impacto no sólo en la disponibilidad de recursos, si no en nuestro desarrollo personal y social. El mundo profesional, y sobretodo en esta nueva aceleración que ha supuesto la globalización y la tecnología, está lleno de dificultades, desafíos, dudas, aprendizaje, luces y sombras. Es así para todos, pero para las mujeres, en general, sigue siendo todo un poco más difícil .

Es por ello que cuando Ikuska Sanz nos propuso, a un grupo de mujeres de Barcelona, activar aquí el Circulo LeanIN, un movimiento global que se expande por todo el mundo para fomentar el desarrollo profesional y el liderazgo de acuerdo a los postulados del libro homónimo de Sheryl Sandberg, aceptamos encantadas.

Con este telón de fondo, abrimos la temporada otoñal de Lean In Barcelona a lo grande, con la colaboración de la ODEE de la Cámara de Comercio de Barcelona y un panel de lujo, dispuestas a desgranar varios de los capítulos de Lean In y sobre todo, a localizar su análisis y sugerencias en nuestro contexto concreto.

Fue Ikuska quien abrió el encuentro explicando qué es LeanIN, y los objetivos que persigue: “Empoderar a las mujeres en el logro de sus metas, y acelerar un cambio cultural de impacto general en el proceso”.

Sólo libres, sólo valientes, sólo conscientes y sólo coordinadas en Red, seremos capaces de superar el handicap de género que encontramos en el desarrollo de nuestras carreras profesionales.

Así se evidenció durante la introducción, como muestra el gráfico del informe anual Women in the Workplace, en el que se evidencia la pérdida de presencia femenina a medida que crece el nivel jerárquico en las empresas, desde el principio del pipeline.


¿Las cosas están cambiando? Sí, indiscutiblemente, pero también es verdad que tenemos que acelerar ese cambio y lo tenemos que hacer desde la acción fruto de la toma de conciencia, individual y colectiva.

A sacudir esas conciencias se lanzaron las tres ponentes de la jornada, moderadas por Esther Sardans, que consiguió durante todo el debate algo tremendamente difícil: convertir la necesaria informalidad de una conversación distendida entre personas diversas e intensas, en conocimiento concreto, sintético y preciso, listo para ser aplicado a cualquier situación que se puede presentar en nuestros entornos laborales. Sinceramente, pocas veces he visto hacerlo con esa maestría.

La mesa estaba compuesta por Ana Mercadé, fundadora y Directora de la ODEE, Cristina Ribas, Directora de Comunicación Digital del Ayuntamiento de Barcelona, y Nury Rector, experta en desarrollo profesional y gestión del cambio.

En la jornada se trataron 3 temáticas del libro de Sheryl Sandberg: (1)Mentoring, (2)Comunicación, e (3)“Irse antes” (en el contexto de la maternidad proyectada);


MENTORING

El mentoring y el patrocinio son fundamentales para progresar en una carrera profesional. Las mujeres y los hombres que reciben soporte tienen más posibilidades de ocupar responsabilidades, y de hacer además durante más tiempo y en mejores condiciones. El mentoring se trabaja y se busca activamente, tanto a partir del programas formales como del networking propio. Esta es la realidad de Estados Unidos. ¿Pasa lo mismo aquí?

Según Anna, estamos inmersas en una cultura profesional donde la meritocracia y la transparencia brillan por su ausencia. Esta situación dificulta la actividad de Mentoring, ya que si la promoción profesional responde a otros “méritos” alejados de la aportación real de valor (como pueden ser el amiguismo y el dedismo), difícilmente vamos a encontrar un ambiente propicio para la mentoría.

Nury recupera la voz de Sandberg al recordar que a pesar del contexto hostil debemos encontrar esos “oasis” en las organizaciones, esas personas que sí se comportan como verdaderos mentores y trabajan con profesionalidad y honestidad, y hacerlo además de forma proactiva.

Cristina complementó la reflexión desde la vertiente académica. Ella se muestra optimista, ha tenido buenos mentores y nos hace conscientes de que la mujeres tenemos un radar para escoger bien, así que escuchémonos y seleccionemos según nuestras pulsiones internas.

COMUNICACIÓN HONESTA

El segundo tema emerge planteando una gran duda recurrente: ¿es posible ejercer la comunicación abierta y honesta? Es mejor ser prudente, mimetizarse con el entorno y callar?

De nuevo el contexto condiciona y la realidad laboral española invita poco a asumir riesgos : organizaciones politizadas, crisis, falta de movilidad, miedo al fracaso… Si tuviera que resumir este bloque diría que la mesa propuso dos ideas fuerza: (1) hacer Red y (2)aplicar Método.

La Red protege, y por lo tanto tenemos menos miedo y por ende somos más libres. El Método orienta, nos ayuda y conduce estratégicamente a tomar la mejor decisión en cada momento sobre qué decir, cómo y a quien.

La Red se construye y el Método se aprende.

“Hay que entrenar” decía Nury. La comunicación es un instrumento de liderazgo. Debemos aprender y mejorar la comunicación auténtica y conseguir aplicarla a diferentes situaciones laborales con éxito. Pedir feedback, darlo constructivamente si nos lo piden, hacer de la comunicación en definitiva un elemento de vínculos positivos.

Porque “si no somos honestas, sobretodo si no somos honestas con nosotras mismas, no seremos felices” (me encantó esta conclusión de Anna). Pero no hay que ser ingenuas, hay que tomar conciencia de las fuerzas que nos rodean y valorar aquellas positivas y negativas, con qué soporte contamos, con qué detractores, y a partir de ahí definir estrategias.

“Sí sí, pero no sólo basta con estar preparadas” reivindicaba Cristina, “también hay que tener la actitud de levantar la mano”. Muchas veces no salimos en la foto, damos un paso atrás a pesar de merecer reconocimiento que entonces se lleva otro. El miedo a sentir la mirada sobre nosotras, la crítica externa, nos hace ser demasiado discretas, demasiado prudentes, demasiado silenciosas.

“IRSE ANTES”

El último tema fue introducido por Esthercon prudencia. La maternidad es un temazo eh?. Hay que abordarlo con la sensibilidad de quien maneja pólvora.

En este contexto queríamos reflexionar sobre el hecho de “irse antes”, un tema al que Sheryl Sandberg dedica un capítulo entero: normalemente, o con demasiada frecuencia, las mujeres que quieren ser madres planean la salida temporal del entorno profesional con demasiada antelación. Empiezan a tomar una serie de decisiones, condicionadas a que “algún día seré madre, entonces…no…..”, que a la larga resultan nefastas.

Las mujeres dejan de buscar nuevas oportunidades o se auto-excluyen de ciertos cambios en la empresa (participar en un nuevo proyecto, liderar un departamento, etc.) sin tener conciencia de ello.

Hay dos mensajes clave que la mesa remarcó en este punto:

La estructura laboral no ayuda, pero hay que evaluar también cuáles son las dinámicas familiares que imperan y que retroalimentan estas dificultades. Las mujeres tienen que dar un paso al frente no sólo en el trabajo sino también en “casa” .

Hay que esforzarse por estar en la mejor posición posible antes de ser madre. De esta manera será más motivadora la vuelta y menos costosa en términos de mantener el desarrollo de carrera.

Esta temática suscitó un debate realmente profundo en el turno de preguntas sobre tomarse tiempo para ser madre o mantener el alto rendimiento a pesar de serlo. Si hacemos lo primero estamos perpetuando la escasez de mujeres en puestos de alta responsabilidad, pero si caemos en la trampa de la hiper-productividad también estamos renunciando a un derecho en beneficio de toda la sociedad. Complejo.

Lean In Barcelona …

El que relatamos aquí fue un encuentro de los que vamos a organizar cada mes, en distintos formatos: mesas de debate, talleres, ponencias…

Sigue conversando con nosotras, ven a conocernos y trae tu historia. La combinaremos con la nuestra y tejeremos redes de soporte, nos entrenaremos y tomaremos conciencia para provocar un cambio cultural real.

Como decía Anna Mercadé en su despedida: “Les dones som sempre agents de canvi. I tenim ara més que mai, la responsabilitat de canviar aquesta societat”;

(*) Esta crónica ha sido escrita por Maria Jesús Salido, miembro de Lean In Barcelona

#MENTORING #COMUNICACIÓNHONESTA #IRSEANTES #MariaJesúsSalido #CámaradeComerciodeBarcelona #WomenintheWorkplace

0 vistas