Mujeres profesionales y visibilidad, un asunto pendiente

A pesar de lo raruno que está siendo este 2022 por muchas razones, también está teniendo sus cosas buenas como el hecho de volver a vernos presencialmente y recuperar ese networking, que, vía pantallas, no apetecía tanto.


Y aprovechando este momento, Lean In Network Barcelona ha estado activamente participando en varios eventos donde hemos tenido la oportunidad de volver a encontrarnos con muchas de vosotras y volver a reconectar con nuestra comunidad con copita de vino de verdad.


Los eventos, aunque diferentes entre sí, tenían un denominador común o llegaban todos a la misma conclusión: la falta de visibilidad del talento femenino en todos los ámbitos. Me explico.


El primero fue en marzo, durante el llamado “mes de la mujer” cosa que hace gracia, la verdad, porque Lean In va a seguir hablando de la mujer todos los meses del año, si no os importa, especialmente mientras las cifras de presencia de la mujer allá donde se toman decisiones sigan siendo tan bajas.


A lo que íbamos, el primero fue el Foro Hipatia. Cuarta edición de este Foro fomentado por la asociación 50 a 50 Lideratge Compartit, y que forman 24 asociaciones de mujeres profesionales del área de Barcelona.


Había ganas, muchas ganas de hacer un evento presencial y, gracias a la Cambra de Comerç de Barcelona y su ODEE, y de Joana Barbany, desde el Departament de Polítiques Digitals de la Generalitat, conseguimos reunir a casi 150 personas en el magnífico Saló de Cònsuls de la Llotja de Mar.


La edición de este año recayó en Lean In Network Barcelona y decidimos dedicarlo a hablar de Educación, tecnología y mercado de trabajo: Los grandes retos para la mujer del siglo XXI. Después de escuchar a la Consellera de Feminismes i igualtat, Tània Verge, con un discurso muy acertado y con grandes verdades, me tocó liderar un debate con grandes mujeres como son Imma Martinez, Mercè Gisbert, Karina Gibert y Joana Barbany.


Durante el debate también participaron Vanessa Ron de Between, Africa Real de HP y Sara Diaz de Barcelona Activa que compartieron con nosotras, por un lado la realidad de las empresas y su dificultad de conseguir equipos diversos en áreas de tecnología, cuando tienen muchas posiciones abiertas, especialmente si estas son referidas a áreas de software, y por otro, Sara compartió cómo desde el Ayuntamiento de Barcelona se han puesto en marcha un montón de iniciativas para fomentar el reskilling o upskilling hacia las profesiones más demandadas, con muy buenos resultados.


Quedó patente que el futuro será tecnológico o no será, y que es justamente ahí es donde hay pocas mujeres. No están en las universidades porque desde las escuelas no hemos entendido aún que hay que cambiar muchas cosas para explicar bien el impacto de no tener mujeres desarrollando tecnología.


Tampoco están porque no hay referentes: no están en los libros de texto de las escuelas, no están en las series, películas, publicidad, no están en las conferencias, congresos… no están. Y es difícil que las niñas, las adolescentes, se animen a estudiar estas carreras sin esos referentes. Aquí añado cuña publicitaria para que os animéis a participar en los premios DONA TIC.


Como bien explicó Joana Barbany, son una muy buena manera de dar visibilidad a mujeres en este ámbito de tecnología. Tanto si estás estudiando, si eres promotora, tienes tu propia empresa o trabajas para una, entra, mira las bases, y preséntate.


Por cierto, también hablamos y mucho de como el futuro del trabajo y sus nuevas formas híbridas no siempre son la panacea para las mujeres mientras la corresponsabilidad no sea de verdad efectiva. Y esto, en sí mismo, daba para un evento aparte.


El segundo fue de la mano de LLYC (Llorente y Cuenca). Esta consultora, colaboradora de Lean In Network Barcelona, presentó hace unas semanas su informe: Mujeres en el lindar de la visibilidad. Documento interesantísimo presentado por la gran Luisa Garcia, que deja patente la escasa presencia de la mujer en áreas de influencia, en este caso en Twitter. El informe analiza tres sectores: empresa, política y prensa. Maria Cura, Socia y directora de LLYC en Barcelona moderó un debate con Angels Chacón, representando el sector político, Mar Galtés y Victor Costa, representando la prensa y yo misma representando el sector empresarial y Lean In. No hace falta que os diga cual es el peor parado.


Efectivamente, la presencia de mujeres directivas opinando en Twitter es residual y una consecuencia directa de que tampoco hay tantas dirigiendo compañías. Así que es un pez que se muerde la cola: como que no están, no se visibilizan, pero como que no se visibilizan, otras no se animan a dar el paso. Y así en un eterno loop que no acabamos de romper. Os animo a leáis el informe y saquéis vuestras propias conclusiones.


Nuestra tercera actividad vino de la mano de nuestro círculo STEM for Girls, liderado por la crack Lijia Cai. Este Círculo se ha marcado como objetivo conseguir que las pocas mujeres que se animan a hacer carreras de ingeniería no abandonen y animen a más a seguir. Este equipo participó en la pasada Mobile Week Barcelona 2022 organizada por el Mobile World Capital ofreciendo un taller de tips and tricks a mujeres que están acabando la carrera o acaban de terminar y están ya en búsqueda activa de trabajo. Tips sobre cómo preparar tu CV, tus entrevistas de trabajo o cómo sobrevivir los primeros días en una empresa, cuando eres minoría o la única. Gracias equipo por la iniciativa.


Y hablando de visibilidad, me gustaría también mencionar el gran trabajo que está haciendo otro de nuestros círculos, el de Netgrowing, liderado por Cristina Madrid y Nadia Samanamud. Las conexiones que están consiguiendo entre mujeres de diferentes ámbitos profesionales, dando visibilidad a un montón de iniciativas y proyectos es esencial para inspirarnos y seguir creciendo. ¡Gracias!


Todos estos debates son super importantes porque si la mujer no está presente en los puestos de trabajo más demandados, no podrá contribuir en la creación de una sociedad mejor. Tampoco podrá tener el papel de relevancia económica que nos corresponde porque no podremos acceder a posiciones bien remuneradas que nos aportarían ese bienestar social y económico, esencial para vivir en una sociedad más justa y equilibrada.


Sigamos creando comunidad y sigamos visibilizándonos. Nuestras mujeres del futuro necesitan referentes, y los necesitan ya.


Eva Blanco

Lider Lean In Network Barcelona


101 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo